El factor determinante en la madera que elegirá es el proyecto. ¿Qué estás construyendo? Por ejemplo, si estuviera construyendo un mueble, el arce es una excelente opción. Tiene una veta cerrada, que puede reducir la absorción de líquidos en la madera y es relativamente dura, por lo que puede durar mucho tiempo.

Las maderas duras provienen de árboles que pierden sus hojas en el otoño, también conocidos como árboles de hoja caduca. Las maderas duras son más resistentes a los rasguños, golpes y abolladuras y son las más adecuadas para fabricar muebles y molduras de madera. Las maderas blandas provienen de árboles coníferos como pinos y árboles de hoja perenne. Generalmente, las maderas blandas son menos costosas y se usan comúnmente en la industria de la construcción.

Si está construyendo un proyecto estructural, como una instalación residencial o arquitectónica, deberá consultar sus planos, el código oficial local o los códigos residenciales. Las diferentes clases y grados de madera tienen propiedades únicas, así que asegúrese de saber qué grado estructural necesita.

Debido a su hermosa apariencia, las piezas de madera de cerezo o nogal son una opción popular para muebles y otros proyectos donde la apariencia importa. Para muebles de exterior, mesas, terrazas y proyectos de bricolaje similares, la secuoya, la teca y el roble blanco son opciones populares.

Llama a Carpicentro de Zamora y conoce más de este tema.